¡Bienvenido!


Bienvenido a la Iglesia Episcopal de la Resurrección. Nos alegra que estés aquí.

La Iglesia Episcopal

La Iglesia Episcopal es una Iglesia cristiana, católica y anglicana.  Incluimos lo mejor de lo que Protestante y Católica.

Somos Cristianos.

Porque creemos en la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, y porque reconocemos y proclamemos a Jesucristo como nuestro único Señor y Salvador.

Somos Católica.

Porque creemos en la totalidad de la Fe Cristiana, tal como está contenida en la Biblia, definida por los Concilios Ecuménicos y resumida en los Credos Apostólico, Niceno, y de San Atanasio.

Somos Anglicana.

Porque profesamos el Cristianismo Católico tal como se desarrolló en Inglaterra desde tiempos apostólicos y porque el Arzobispo de Canterbury, Primado de nuestra Iglesia, tiene su sede en ese país.

Favor de no confundirnos:

No Somos Católicos Romanos.

Porque aunque somos católicos, no estamos sometidos a la autoridad del Papa, ni aceptamos las adiciones doctrinales que la Iglesia Romana ha hecho a la Fe Católica original, ni la práctica legalista que esa iglesia ejerce sobre la conciencia de sus miembros. Somos una iglesia que enseña y no dicta.

No Somos Protestantes.

Porque nuestra iglesia existe desde tiempos apostólicos y no desde el siglo XVI, como erróneamente creen muchas personas. Conservamos la Sucesión Apostólica de Obispos, Presbíteros y Diáconos; el sistema sacramental, y las tradiciones litúrgicas católicas.

Nuestro Culto

Nos unimos en el culto, reconociendo la santidad de Dios, para escuchar Su Palabra, ofrecer nuestras oraciones y celebrar la presencia de Dios entre nosotros.

Todos son bienvenidos a participar de nuestro culto, porque es en el culto dominical que vivimos nuestra vida comunitaria como una familia cristiana. La sagrada escritura es el fundamento de nuestro culto. El oficio sigue un orden que se encuentra en nuestro libro de adoración que se llama el Libro de Oración Común, dos tercios del cual son tomados de la Biblia. Cada oficio religioso incluye la lectura del Antiguo y el Nuevo Testamento y muchas de nuestros himnos están compuestos con palabras de las Escrituras. El Libro de Oración Común le permite a cada uno participar, recordándonos que cada persona es una parte importante de la experiencia del culto.

Bautismo y Santa Comunión

En nuestros oficios del culto, celebramos la presencia de Dios con nosotros a través el agua, el pan y el vino.

Nuestro Señor Jesucristo nos dice que a través del agua del Bautismo nos unimos a Dios. La Iglesia Episcopal cree que a través del bautismo en cualquier denominación cristiana, nos convertimos en hermanos y hermanas de la familia de Dios. Si no has sido bautizado y deseas serlo, dirígete al sacerdote después del culto dominical.

Jesús compartió el pan y el vino con sus primeros seguidores y está con nosotros hoy en esta comida de familia que llamamos Santa Comunión. A través de ella recibimos el perdón de nuestros pecados y fortalecemos nuestra unión con Dios y de los unos con los otros. La Santa Comunión es para nosotros una eficaz unidad con la vida, muerte y Resurrección de Cristo. Cualquier persona bautizada (no importa la Iglesia de donde viene,) es bienvenida y alentada a compartir esta comida, recibiendo el pan y el vino que es El Cuerpo y La Sangre de Cristo.

Los comentarios están cerrados.